Efekto TV
Efekto TV

Efekto TV

Yvonne Reyes
13 de May 2020

Dolores Padierna demanda que Calderón, Medina Mora y García Luna rindan cuentas ante la justicia

Se estima que en México hay 15 millones de armas circulando, de las cuales el 85% tiene una procedencia ilegal y el 70% de las armas decomisadas entre 2009 y 2010 llegaron de Estados Unidos.
No disponible

Por su presunta responsabilidad en el operativo “Rápido y Furioso”, por el que se introdujeron miles de armas al país y con las que se cometieron diversos delitos en ambos lados de la frontera, el ex presidente Felipe Calderón; el ex procurador General de la República, Eduardo Medina Mora; y el entonces director de la Agencia Federal de Investigación (AFI), Genaro García Luna, actualmente preso en Estados Unidos, deben rendir cuentas ante la justicia mexicana.

Así lo demandó Dolores Padierna Luna, diputada federal de Morena, quien indico que de acuerdo con informes de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF), entre 2006 y 2010 miles de armas estadounidenses fueron introducidas a México de forma “legal”, como parte de un acuerdo entre las autoridades de ambas naciones para rastrear su destino final.

La vicepresidenta de la Cámara de Diputados sostuvo que cuando Eduardo Medina Mora fue procurador General de la República tuvo conocimiento de que Estados Unidos estaba desarrollando una estrategia denominada “dejar que caminen las armas”, que consistía en permitir su ingreso ilegal a México para después rastrearlas y ubicar así a los capos y células del narcotráfico.

“Ese fue el antecedente del fallido operativo Rápido y Furioso que conoció Eduardo Medina Mora. Los resultados han sido severamente cuestionados por las autoridades de Estados Unidos que abrieron diversas investigaciones en contra de quienes diseñaron y aplicaron dicho operativo, quienes recibieron severas sanciones. En nuestro país, en cambio, apenas y se han discutido sus implicaciones y sus consecuencias, no hay fincamiento de responsabilidades contra nadie”, apuntó.

Padierna Luna cuestionó que Felipe Calderón diga que no tuvo conocimiento de esos programas, cuando está documentado por el Gobierno estadounidense que desde el 2007 y hasta 2010 las autoridades mexicanas facilitaron el ingreso de armas al país, armas que agravaron la crisis de seguridad y derechos humanos en territorio nacional.

Agregó que, adicionalmente, hay una carpeta enorme de documentos desclasificados sobre el operativo “Rápido y Furioso” que fueron integrados por el Comité de Investigación del Congreso estadounidense, los cuales refieren el intercambio de información que hubo con autoridades mexicanas.

“Hay incluso un memorándum fechado en enero de 2008 donde se señala que la ATF llevó a cabo conversaciones con los más altos funcionarios del Gobierno de México respecto a la descentralización del proceso de rastreo de armas de fuego”, acotó.

Indicó que en el país se estima que hay 15 millones de armas circulando, de las cuales el 85% tiene una procedencia ilegal y el 70% de las armas decomisadas entre 2009 y 2010 llegaron de Estados Unidos.

Más notas sobre