Efekto TV
Efekto TV

Efekto TV

Yvonne Reyes
12 de Oct 2020

El cepillo dental puede transmitir el Covid-19, advierten especialistas del IPN

Mario Alberto Rodríguez Casas, ha sostenido que el Politécnico se esfuerza para aportar soluciones a la problemática derivada de esta crisis sanitaria, sobre todo aquellas encaminadas a proteger la salud de la población.
2410-clinica-dental-stoma-alcorcon-y-mostoles-uso-pasta-dental-1

El cepillo dental puede alojar microorganismos en las cerdas y ser factor de transmisión del virus del Covid-19.

Por ello, la especialista en odontopediatría del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Nancy Arzate Mora, recomendó que no todos los cepillos de la familia se pongan en un solo contenedor ya que pudiera haber un enfermo asintomático.

La catedrática del Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud (CICS), Unidad Santo Tomás, Nancy Arzate Mora detalló que está probado científicamente que los microorganismos pueden alojarse en las cerdas del cepillo dental, por lo que es importante seguir acciones específicas, a fin de evitar la propagación del virus SARS-CoV-2, ya que si alguna persona desconoce que está infectada puede contagiar a sus familiares a través del mismo.

La especialista subrayó que existe un alto porcentaje de personas que acostumbran colocar los cepillos de toda la familia en un mismo contenedor y la proximidad de éstos constituye un factor de riesgo.

“La primera indicación es guardar los cepillos dentales con una cubierta individual en sitios o contenedores separados para evitar la contaminación cruzada”.

Arzate Mora subrayo la necesidad de un adecuado lavado de manos antes de iniciar el aseo bucal, ya que de esa manera se evitará contaminar el mango del cepillo. Además, consideró conveniente que cada miembro de la familia cuente con un tubo de pasta dental.

“En caso de usar un sólo dentífrico para varias personas, es importante que previamente sean lavadas las manos, se tome la pasta con mondadientes y se coloque en el cepillo”.

Finalmente, la especialista del IPN comentó que después del aseo bucal el cepillo se debe lavar y desinfectar al sumergir su cabeza durante 30 minutos en una solución de yodopovidona diluida al 0.2 por ciento, en peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) diluida al 1 por ciento o en algún enjuague bucal que contenga clorhexidina, luego se debe secar perfectamente y guardar.

Por su parte, el director general del IPN, Mario Alberto Rodríguez Casas, ha sostenido que el Politécnico se esfuerza para aportar soluciones a la problemática derivada de esta crisis sanitaria, sobre todo aquellas encaminadas a proteger la salud de la población.

Más notas sobre