Efekto TV
Efekto TV

Efekto TV

Noemi Gutiérrez
24 de Oct 2019

Espiaban a AMLO con cámara para aficionados

ESPECIAL

La cámara con la que espiaban al presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional era para aficionados —de baja calidad y costo— y de manufactura china.


El artefacto encontrado en el interior de recinto histórico se puede adquirir por internet o en la calle de República de El Salvador, en el Centro Histórico, con un costo aproximado de 10.38 dólares o 300 pesos, respectivamente.

Lo anterior se desprende de un reporte técnico que realizó la Presidencia de la República sobre la cámara espía encontrada en uno de los comedores.

“El grabador de audio y video es para aficionados, de baja calidad y costo, de origen chino, su área de grabación es de aproximadamente 3 m y se puede grabar contigo por un periodo estimado de dos horas”, de acuerdo al documento del cual tiene copia Reporte Índigo.

Este miércoles, el presidente López Obrador dijo que no tenía conocimiento que espiaran a personas de su círculo cercano. “A lo mejor, es probable”, dijo en el salón Tesorería de Palacio Nacional.

Incluso dijo que la cámara que se localizó el 29 de agosto no era tan sofisticada.

La Presidencia de la República señaló la cámara espía descubierta en Palacio Nacional almacena la información en una memoria externa tipo micro SD.

El artefacto encontrado no contaba con una carcasa, porque el propósito era instalarlo de manera encubierta.

“Es importante mencionar que la grabadora encontrada no tenía memoria, por lo que no fue posible recuperar información y que la conexión entre la tarjeta electrónica y la cámara está dañada“, se detalla.

En el reporte técnico se muestra las diferencias entre la presentación comercial y el dispositivo encontrado en palacio Nacional.

El 29 de agosto de este año, el primer mandatario reveló que en una de las salas de reuniones de Palacio Nacional se encontró una cámara de video que grababa las actividades.

Sin embargo, dijo que no tiene nada que esconder por lo que no inició una investigación y solo mandó quitarla.

Durante la conferencia matutina del 3 de septiembre, López Obrador mostró la cámara espía.

Descartó presentar una denuncia porque no tiene nada esconder. En ese momento, dijo no revisaron otras oficinas, porque no hay paranoia, aunque se demostró que aún se ponen en marcha viejas prácticas.

Más notas sobre