Efekto TV

WWW.EFEKTO.TV

Miércoles 23 de Octubre 2019 00:00:00

Abrirá Trump puerta a ilegales


Analiza dar estatus legal a quienes no han cometido crímenes serios
Crédito: Foto:AP,
Autor
|
01 de Marzo 2017
|
El presidente estadounidense, Donald Trump, estaría dispuesto a apoyar una reforma migratoria amplia, pero sin conceder la ciudadanía a los inmigrantes indocumentados, reveló una fuente de la Casa Blanca, citada hoy por la cadena CNN.

El alto funcionario, quien pidió no ser identificado, dijo que Trump estima que el país se encuentra en un momento en que se puede regularizar la situación de millones de inmigrantes indocumentados mediante una ley en la que republicanos y demócratas hagan concesiones.

Trump estaría dispuesto a apoyar una iniciativa que permita a los inmigrantes, que no hayan cometido delitos graves, permanecer legalmente en el país sin riesgo de ser deportados, obteniendo un permiso de trabajo y pagando impuestos, pero sin ruta a la ciudadanía.

Una excepción podrían ser los 750 mil jóvenes inmigrantes protegidos hasta ahora por el Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), conocidos popularmente como “dreamers”.

“Tiene que haber una negociación. Podría ser bueno, porque la gente está agotada” de debatir uno de los temas más divisorios y que ha enfrentado a las dos facciones políticas en el Congreso en los últimos 10 años, indicó la fuente.

Semanas atrás, Trump reveló su disposición de apoyar una reforma migratoria durante una conversación privada con senadores.

Una propuesta de reforma migratoria fue aprobada en 2013 en el Senado con apoyo bipartidista, pero el bloqueo de los republicanos en la Cámara de Representantes impidió que se convirtiera en ley, a pesar del apoyo del entonces presidente.

En el Parlamento

Trump presentó ante el Congreso de Estados Unidos sus planes económicos, su agenda de reformas impositivas y de gasto en infraestructura a un mes de haber iniciado su gestión al frente del país.

Sugirió cambiar a un sistema de méritos en lugar del actual basado en “habilidades” para la inmigración, con la finalidad de mejorar los empleos y salarios para los estadounidenses, reforzar la seguridad nacional y restablecer el respeto por la ley.

Anunció la creación de un programa de reconstrucción nacional con una inversión de un millón de dólares que generará, dijo, millones de empleos. Insistió en la construcción del muro fronterizo con México que empezará “antes de lo planeado” y será fundamental para combatir el tráfico de drogas y el crimen.

Invitó al Congreso a rechazar y reemplazar la Ley de Salud Asequible del gobierno de Obama, conocida como Obamacare, para incrementar el acceso y las opciones disponibles, así como para bajar los costos de la seguridad social.

Indicó que el nuevo sistema debe proveer una transición sencilla, así como libertad para escoger plan de salud acorde a las necesidades del ciudadano.

También dijo que buscará de inmediato estrategias para bajar los costos de las medicinas. Finalmente, indicó que el nuevo sistema debe permitir a los ciudadanos comprar planes de salud a través de las fronteras de los estados.

Advirtió que su administración buscará trabajar en conjunto con miembros de ambos partidos para mejorar al país. Manifestó que mejorará las condiciones para las mujeres, el ambiente y reforzará el poderío militar de la nación.

Al afirmar que “mi trabajo no es representar al mundo, sino a Estados Unidos”, el presidente advirtió que mantendrá el apoyo para la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), pero con la exigencia de que sus miembros cumplan con sus obligaciones financieras.

El presidente expresó que EU seguirá favoreciendo el libre comercio en la medida en que los tratados sean justos para su país. Advirtió que su administración impondrá medidas fuertes y decididas para la protección contra el terrorismo radical islámico.

Encuentra más notas sobre