Efekto TV
Efekto TV

Efekto TV

Redacción
01 de Mar 2020

Actrices protestan por premio del director Roman Polanski

AEA4B233-474B-46D2-8366-90ED3641DD5C

Roman Polanski recibió el César a Mejor Director por El Acusado y el Espía, sin embargo, varios miembros de la industria francesa se sintieron ofendidas de que un hombre que ha sido denunciado por violación reciba este reconocimiento.

Tras el anuncio de que el polémico Roman Polanski había recibido 12 nominaciones en los Premios César 2020, el “Óscar francés”, varias mujeres protestaron en las afueras del recinto donde se llevó a cabo la famosa ceremonia. A pesar de que el talento del cineasta es indiscutible, tampoco lo son las incontables denuncias en su contra por violación sexual y pedofilia. El sólo hecho de haber perfilado en varias categorías fue ofensivo para muchas mujeres, quienes expresaron su indignación manifestándose. Probablemente el acto más trascendental de la noche estuvo a cargo de la actriz Adèle Haenel, quien abandonó el evento cuando se anunció que Polanski había sido galardonado como Mejor Director por El Acusado y el Espía

 

Roman Polanski, de 86 años, todavía es buscado en los Estados Unidos décadas después de ser acusado de violar a una niña de 13 años en 1977. En ese momento el director declaró culpable de tener relaciones sexuales ilegales con un menor, pero huyó del país antes de recibir su sentencia. A lo largo de los años, más actrices y otras mujeres han acusado públicamente a Polanski de haber abusado sexualmente de ellas, principalmente durante los años 70 y 80.

La protagonista de Portrait of a Lady on Fire, Adèle Haenel, es una de las actrices más prominentes de Francia, y una impulsora del movimiento #MeToo en el país europeo, sobre todo después de haber acusado al cineasta Christophe Ruggia de haberla tocado repetidamente cuando era una adolescente. A la intérprete le pareció ofensivo que Polanski fuera galardonado con cuatro premios, entre ellos el de Mejor Director. Por lo que decidió abandonar los César 2020 mientras gritaba la palabra “Vergüenza” y aplaudía con ironía diciendo “¡Bien por la pedofilia!”.

 

La actriz fue seguida por la directora Céline Sciamma y algunos otros invitados de los Premios César. De acuerdo con The New York Times, Roman Polanski ni ningún otro miembro del equipo de El Acusado y el Espía se encontraban presentes en la ceremonia, dado que el propio cineasta estaba consciente de que si asistía viviría en carne propia “el linchamiento público”. En Twitter varias mujeres apoyaron la valiente protesta de Haenel:

Respeto desenfrenado por la actriz de Retrato de una Mujer en Llamas Adèle Haenel, quien fue abusada sexualmente por un director cuando era niña, por ser la primera de muchas en salir de los premios César exclamando “¡Vergüenza!” cuando el pedófilo y violador Roman Polanski ganó el mejor director.

 

Anteriormente el ministro de cultura de Francia, Franck Riester, le dijo France Info que un César al Mejor Director para Polanski sería “un mal símbolo” en términos de la conciencia “que todos debemos tener en la lucha contra la violencia sexual y sexista”.

Más notas sobre