www.efekto.tv
Sábado 13 de Julio 2024

¿De dónde salieron los 130 mil dólares para comprar el silencio de la actriz porno, amante de Trump?

 

“El pago a la señorita Clifford fue legal y no una contribución o gasto de campaña de nadie”, dijo Cohen, abogado personal del mandatario estadounidense


El abogado personal de Donald Trump dijo este martes que pagó 130 mil dólares, de su propio dinero, a una actriz porno que supuestamente tuvo un encuentro sexual con Trump en 2006.

Mediante un comunicado publicado en The New York Times, Michael Cohen dijo que ni la Organización Trump, ni la campaña presidencial del actual mandatario le reembolsaron el pago que le realizó a Stormy Daniels, cuyo nombre real es Stephanie Clifford, y que ha protagonizado alrededor de 150 películas para adultos.

“El pago a la señorita Clifford fue legal y no una contribución o gasto de campaña de nadie”, dijo Cohen.

El abogado dijo al diario que hizo una declaración similar ante la Comisión Federal Electoral en respuesta a una denuncia interpuesta por ‘Common Cause’, un grupo de vigilancia ética del gobierno.

‘Common Cause’ había solicitado a la Comisión Federal Investigar, que investigara el origen del pago de 130 mil dólares y determinara si representaba una contribución excesiva de campaña.

“Las acusaciones en la denuncia no se respaldan en hechos y no tienen mérito legal”, dijo Cohen al diario.

El diario Wall Street Journal reportó el mes pasado que, en 2016, Cohen arregló un pago por 130 mil dólares a Clifford para que se abstuviera de revelar el supuesto encuentro sexual con Trump durante la campaña presidencial.

Una semana después, la revista In Touch publicó una entrevista realizada a Clifford en 2011 en donde asegura que tuvo un encuentro sexual con Trump después de conocerse en un torneo de golf en Lake Tahoe, Nevada, un año después de que Trump se casara con su tercera esposa, Melania, actual primera dama de la Unión Americana.

A finales de enero, Daniels dijo en un comunicado que el supuesto encuentro sexual nunca ocurrió. Pero en una aparición televisiva ese mismo día, Daniels pareció contradecir su propio comunicado, al afirmar que no sabía de donde salió y que la firma no se parecía a la suya.

smg