Efekto TV

WWW.EFEKTO.TV

Lunes 14 de Octubre 2019 00:00:00

Guatemala peligra ante políticas de Trump


¿Con sus amenazas prácticamente le hizo “manita de puerco” al presidente Jimmy Morales?
Crédito: René Palacios en Efekto Tv, Alberto Rocha Arrieta,
Autor
|
05 de Agosto 2019
|

Estados Unidos presiona a las naciones centroamericanas en un intento para frenar el flujo de migrantes que el presidente Donald Trump pretende erradicar. En las semanas anteriores buscó cerrar un acuerdo para convertir a Guatemala en el tercer país seguro, a pesar de la crítica del pueblo guatemalteco y las deficiencias evidentes que ello podría representar.

 

En entrevista con René Palacios en Efekto Tv, Alberto Rocha Arrieta, especialista en temas internacionales, dio contexto a esta situación.

 

—¿En qué consiste este acuerdo?

 

—El pacto se denomina “acuerdo de cooperación” y está orientado al examen de solicitudes de protección que fue firmado el 26 de julio y dicta que los migrantes que piden asilo en Estado Unidos y que no han hecho el mismo proceso primero en Guatemala, podrán ser deportados. Es decir, primero haces tu trámite en Guatemala, si no lo haces te regreso. Esto afecta principalmente a los migrantes salvadoreños y hondureños.

 

El acuerdo ha sido como las le gustan negociar a Trump, con una espada en la mano, de amenazas. Guatemala es un país sumamente sensible a una imposición de sanciones económicas: el año pasado ingresaron por remesas a Guatemala 9,300 millones de dólares, lo que significa el 10% del Producto Interno Bruto (PIB) del país centroamericano. EU es el principal socio comercial, toda vez que 40 por ciento de las exportaciones van con destino a la nación norteamericana.

 

—¿Con sus amenazas prácticamente le hizo “manita de puerco” al presidente Jimmy Morales?

 

—El acuerdo es sumamente impopular en Guatemala; hay cuatro demandas de inconstitucionalidad contra el pacto. Señalan que el ministro del interior no tenía facultades para suscribirlo. Desde el plano de los Derechos Humanos se está acusando que es violatorio sobre la convención de refugiados de 1951, ya que Guatemala carece de la infraestructura suficiente para dar asilo a todos los migrantes que tengan que aguardar allí.

 

—Todo esto nos lleva a pensar que fue más de relumbrón en un contexto preelectoral donde Trump busca comenzar a seducir nuevamente a su base electoral para optar por un segundo mandado…

 

 

—Efectivamente, a Trump le urge una victoria y otra vez se fue contra el vecindario, contra los más débiles en sus relaciones bilaterales. Primero nos agarró a nosotros ahora va sobre Guatemala y lo que no ve la diplomacia norteamericana y en especial Trump, es que están generando una crisis política en Guatemala que no sabemos a dónde nos va a llevar. En uno de los peores escenarios podría derivar en un mayor flujo migratorio.

 

—¿Cómo es posible?

 

—Ahora mismo hay una petición de destitución en contra del ministro de gobernación, Enrique Degenhart, también la popularidad de Morales se espera decaiga; Guatemala no sólo carece de la capacidad para administrar adecuadamente el flujo migratorio de hondureños y salvadoreños, sino ellos mismos tienen uno adicional, tienen su propia diáspora. Entre octubre de 2018 y julio de este año se calcula que salieron 236 mil migrantes de Guatemala con destino a EU, lo que ubica al país como el principal expulsor de migrante hacia el gigante de Norteamérica.

 

Trump ya tiene la victoria que necesitaba, ya tiene a su base contenta pero lo que no está viendo es el proceso de desestabilización que puede generar en Centroamérica.

Encuentra más notas sobre