Efekto TV
Sábado 16 de Febrero 2019 00:00:00

Los riesgos de trabajar para Trump


Dos abogados del magnate neoyorkino y su exjefe de campaña se han manchado por intentar protegerlo de los escándalos que lo rodean
Crédito: ,
|
13 de Diciembre 2018
|

Trabajar para un presidente, sin importar del país que sea, conlleva una gran responsabilidad. En Estados Unidos, tres personajes que eran y son allegados a Donald Trump están involucrados en conflictos legales y mediáticos, se trata de Michael Cohen, Paul Manafort y Rudy Giuliani

Este miércoles, Michael Cohen, exabogado del presidente Trump, fue condenado a tres años de prisión tras admitir que le mintió al Congreso estadounidense respecto al pago que le dio a una actriz porno a cambio de su silencio por órdenes del republicano.

Cohen llegó a declarar a la prensa local que su lealtad hacia Trump era tan grande que incluso recibiría un balazo por él.

“Sentí que era mi deber encubrir sus sucias acciones”, dijo Cohen respecto al pago que le hizo a la actriz porno Stormy Daniels para que no hablara sobre la cercanía íntima que tuvo con el presidente.

El juez de distrito, William H. Pauley III, informó que el abogado merecía un crédito modesto por haber admitido su culpabilidad y por cooperar en una investigación federal sobre la presunta injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.

En el tema Rusiagate también salió manchado el exjefe de campaña de Trump, Paul Manafort. El fiscal general encargado de dicho caso, Robert Mueller, aseguró que Manafort mintió acerca de su interacción con un exsocio llamado Konstantin Kilimnik, a quien los fiscales han acusado de tener lazos con la inteligencia rusa

Los investigadores dicen que tienen evidencia sobre las comunicaciones electrónicas relacionadas con Kilimnik y Manafort.

Por su parte, Rudy Giuliani, el actual abogado del presidente en el caso de la interferencia rusa, ha sido criticado por medios estadounidenses al confundirse sobre su definición de la verdad.

En una entrevista para NBC, el periodista Chuck Todd le preguntó a Giuliani en agosto pasado si le preocupaba que Trump pudiera mentir durante la audiencia en el caso Rusiagate, un escenario que podría haber llevado a la inhabilitación del presidente. Giuliani contestó que por supuesto que le inquietaba semejante posibilidad, pero terminó diciendo que “la verdad no era verdad”.

La elección de esta frase quedó plasmada en un libro sobre las mejores citas del año, publicación que está siendo editada por la Universidad de Yale.

Encuentra más notas sobre