Efekto TV
Jueves 21 de Marzo 2019 00:00:00

Manifestantes rechazan gobierno de presidente argelino


Crédito: AP Photo,, ARCHIVO - Esta foto de archivo del viernes 8 de marzo del 2019 muestra a argelinos protestando en Argel contra el gobierno del presidente Abdelaziz Bouteflika. (AP Foto/Toufik Doudou, archivo)
Autor
|
12 de Marzo 2019
|

ARGEL, Argelia (AP) — Argelia, un país africano rico en petróleo y aliado crucial de Occidente que en 1990 casi se vino abajo debido a una sangrienta insurgencia islamista, está otra vez en un punto de inflexión: jóvenes y adultos encabezan protestas contra el gobierno de dos décadas del presidente Abdelaziz Bouteflika.

Miles de manifestantes protestaron en las calles de la capital argelina esta semana, gritando desafiantemente: “Se acabó” y “La muralla de miedo se ha derrumbado”.

Nadie sabe qué es lo que pasará después. Las poderosas fuerzas militares se preparan para un posible escenario caótico, mientras que los ciudadanos en las calles de todo el país del norte de África están entusiasmados con la idea de un renacimiento argelino, libres de las cadenas del turbio sistema del gobierno, así como del presidente.

Las manifestaciones comenzaron luego de que Bouteflika, de 82 años _y quien raras veces aparece en público desde 2013, cuando le dio una apoplejía_, anunció el 10 de febrero en un comunicado que se postularía para un quinto período. Las manifestaciones fueron aumentando semana a semana y los viernes después de las oraciones del día se realizaban grandes marchas.

Las manifestaciones ocurrieron mientras Bouteflika estaba hospitalizado en Ginebra para _según trascendió_ hacerse exámenes médicos.

El presidente, quien parece parcialmente paralizado y usa un bastón, se ha sometido a varios chequeos médicos de manera periódica, pero la última hospitalización duró unas dos semanas. Su candidatura oficial fue presentada el 3 de marzo en su ausencia, atizando las quejas de sus detractores que dicen que él no está apto para ser candidato para la elección del 18 de abril.

En respuesta a las quejas, una carta presuntamente enviada por Bouteflika y leída por el jefe de su campaña prometió reformas y dijo que no terminaría su período aunque resultara elegido, pues convocará una elección después de una conferencia nacional.

La respuesta de sus oponentes fue cortante. “Devuélvanlo al remitente” dijo el titular de un comentario de una carta enviada al diario El Watan.

Encuentra más notas sobre