www.efekto.tv
Miércoles 29 de Junio 2022

Asesinan a madre adolescente en Zacatecas; su bebé fue encontrado en Aguascalientes

 

Litzi Saraí, adolescente de 16 años, acudió a una cita en la capital de Zacatecas, ya que habían prometido regalarle ropa; su cadáver fue encontrado el martes 31 de julio, y su bebé fue localizado a salvo en Aguascalientes, el domingo 31 de julio


Personal de la Fiscalía General de Justicia de Zacatecas investiga el asesinato de Litzi Saraí, una madre adolescente de 16 años cuyo cadáver fue encontrado este martes 31 de julio en el municipio de Genardo Codina; el bebé de la joven fue hallado el domingo 30 de julio en una jardinera, en Aguascalientes.

La búsqueda de Litzi Saraí y su hijo comenzó el sábado 28 de julio, cuando en redes sociales familiares solicitaron ayuda para encontrarles.

Según la denuncia, la adolescente acudió con su bebé al Jardín Niños Héroes de la capital de Zacatecas para verse con una mujer que se ofreció a regalarle ropa para el pequeño de tres meses.

Cuando el cuerpo de Litzi Saraí fue encontrado, familiares se dirigieron con autoridades para identificarlo, ya que presentaba características similares a las de la adolescente.

Debido a que el cadáver presentaba heridas producidas con un arma blanca, la Fiscalía de Zacatecas comenzó una carpeta de investigación por el delito de feminicidio.

Aunque versiones apuntaban a que Litzi Saraí y su bebé habían subido a una camioneta, vecinos del lugar a donde habí acudido la menor dijeron no saber nada sobre el caso.

Los padres de la adolescente se trasladaron a Aguascalientes, acompañados de agentes del Ministerio Público para indagar y después confirmar que su nieto había sido abandonado en ese estado.

Según los reportes, el bebé fue encontrado abajo de unos arbustos, envuelto en una chamarra, en una jardinera del Mercado Primavera de la capital de Aguascalientes.

El niño se encontraba en buenas condiciones de salud, y se alistan detalles para que pueda ser entregado a su familia.

UTILIZAN PROMESAS DE REGALOS PARA SECUESTRAR A MADRES

El 27 de marzo, en Tamaulipas, una mujer embarazada identificada como Jessica salió de su casa para concertar una cita con sujetos que le habían prometido, a través de Facebook, regalarle ropa para su hija, que estaba por nacer.

Cuando familiares dieron cuenta de la desaparición de la joven, la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas giró una ficha para dar con el pasadero de la víctima.

Cynthia, la presunta homicida, se presentó en el Hospital General Carlos Canseco de Tamaulipas, junto con el cuerpo de la bebé.

La mujer, que fue vinculada a proceso, declaró a médicos que había sufrido un aborto, pero pruebas médicas señalaron que su versión no era congruente.

Vecinos de la presunta asesina denunciaron olores fétidos del departamento que Cynthia habitaba, por lo que personal de la Procuraduría cumplimentó una orden de cateo girada por un juez.

En la vivienda se encontró el cadáver de Jessica, envuelto con una bolsa, debajo de una cama; en el lugar se detuvo a Omar Enrique, pareja sentimental de Cynthia, quien fue vinculado a proceso luego de que la autopsia en el cadáver de la embarazada revelara rastros de violencia.