Efekto TV
Lunes 22 de Abril 2019 00:00:00

El arte te enfrenta a la indignación: Jesusa Rodriguez


Crédito: nacional,
Autor
|
15 de Abril 2019
|

* La senadora por Morena habla de su camino hacia la lucha social, su relación amorosa con Liliana Felipe y el veganismo como una postura ética

México, 15 Abr (Notimex).- Actriz, directora de escena, feminista, activista, vegana y ahora senadora, a Jesusa Rodríguez se le podrían colgar muchas etiquetas pero ella está convencida de que fue su primer amor, el teatro, lo que la ha llevado a recorrer todos los demás caminos que conforman a esta mujer que es hoy.

“Básicamente soy una persona que se dedicó mucho al teatro y que el teatro la llevó por distintos caminos y ahora está en su cuatro T (Cuarta transformación). Primero fue durante mi infancia: hice mucho teatro de niña. Después, todo lo que fue mi carrera de cuarenta y tantos años en el teatro, y después me fui al teatro del Zócalo, con multitudes. Y ahora estoy en la 4T, ya te digo, en la cuarta etapa teatral, que es el Senado”.

En entrevista para Notimex, la actriz cita a la escritora francesa Marguerite Yourcenar para explicar porqué el arte y la lucha social van de la mano:

“La misión del arte incluye, como diría Yourcenar, expandir el límite de las normas sociales, de las normas morales y de la conciencia humana. Hay que expandir la conciencia. Eso es el arte. Y si realmente te dedicas a eso, pues te topas con todos los límites que la sociedad se impone a sí misma, que hay que ir empujando un poquito”.

“Tanto los límites de la conciencia como los límites de la ignorancia. Para mí el arte es algo que te lleva al trabajo social. El arte también te enfrenta a la indignación”.

En el caso de México, dice la senadora por Morena, “¿Cómo no vamos a estar indignados de nosotros mismos porque permitimos muchos años de corrupción. Y eso es indignante: no debimos permitirlo”.

Después de estar trabajando durante años en el teatro de “farsa” con denuncia política, Jesusa y Liliana Felipe pensaron que era el momento de ir más allá.

“Llegó un momento en el que necesariamente había que hacer algo más. Salirnos de la burbuja que era el teatro de farsa política. Aunque yo hacía ópera, hacía teatro, y ella hacía sus conciertos”.

Liliana Felipe comenzó su propia lucha por los derechos humanos en su natal Argentina cuando la dictadura militar desapareció a su hermana, y una vez que llegó a México y conoció a Jesusa, encontró una aliada para seguir adelante con este trabajo.

Hablar de Liliana, su pareja desde hace 40 años, le emociona. Parece una adolescente enamorada y nunca lo ha callado:

“La libertad no tiene precio. Yo no pago ningún precio por decir lo que pienso ni por decirlo libremente ni por vivir como vivo. Nunca se me ocurrió pensar si Liliana era hombre o mujer. Simplemente me enamoré de ese ser increíble que es Liliana, y de la que sigo perdidamente enamorada”.

Todo lo que tiene que ver con lo femenino le fascina, dice Jesusa, especialmente las mujeres indígenas. La senadora, que siempre se ha asumido feminista, también está convencida de que ha llegado la hora de luchar por los derechos de los animales:

“Los científicos, neurocientíficos, neurofisiólogos, neurobiólogos declararon, en Cambridge, que habían encontrado que la ciencia había llegado a encontrar que no solamente los seres humanos tenemos los sustratos neurológicos que dan lugar a la conciencia. Esto significa, entonces, que los animales sienten y saben lo que están sintiendo. Son conscientes, y tienen proyectos para vivir y deben tener derechos, y ser considerados personas”.

En cuanto al veganismo, la actriz y directora de escena afirma que no se trata de una dieta sino de una filosofía. Siempre polémica, lo equipara con el feminismo:

“Si tú eres feminista, ¿qué significa? Pues que eres una mujer que está luchando por la libertad, contra la opresión y por la justicia. Pero si comes animales, estás reproduciendo idéntica la conducta que los varones han ejercido sobre las mujeres, tú la ejerces sobre los animales. ¿Qué hiciste? Te descentralizaste del patriarcado, del varón que se siente superior a las mujeres. Eso es el feminismo. Pero resulta que las humanas nos sentimos superiores a los animales”.

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, un comentario de Jesusa Rodríguez provocó que una reacción en su contra, incluso por parte de las feministas, en redes sociales:

“A mí me quemaron en leña verde porque dije que las hembras de todas las especies, que las mujeres somos iguales a las burras o a las vacas. Bueno, lean la Declaración de Toulon y verán que no tenemos los mismos derechos ni buscamos los mismos derechos, y no somos iguales en el sentido de esa igualdad que homologa, sino que somos iguales en la diferencia, pero son tan personas como nosotras”.

-Fin de nota- 

NTX/

Encuentra más notas sobre