Efekto TV
Efekto TV

Efekto TV

REPORTE INDIGO
15 de Feb 2018

¿Quieres ataúd nuevo o reutilizado? Diputados apuestan por la segunda opción

También propone que los cuerpos se desintegren a base de nitrógeno, el cadáver se somete a una temperatura de -200 grados centígrados y después a vibraciones, a fin de reducirlo a polvo
Foto: Reporte Índigo

La Cámara de Diputados se apresta a aprobar reformas a la Ley General de Salud para obligar a las funerarias a tener ataúdes prácticamente herméticos y puedan así ser reutilizados, tema que no se encuentra regulado en México.

Este jueves, los diputados votarán la medida con la que se establecería la obligación de los prestadores de servicios funerarios para “colocar al interior de los ataúdes recipientes y contenedores biodegradables para evitar el derrame de líquidos y malos olores”.

“En México, de acuerdo a cifras oficiales, se presentan más de 650 mil fallecimientos por año, donde se inhuman aproximadamente un 80 por ciento; el 20 por ciento restante son cremados. Es decir, estamos hablando de más de 100 mil ataúdes que serán utilizados”, expone el dictamen.

Estos féretros son usados en los servicios de velación; pero una vez que los cadáveres son cremados, el ataúd es reutilizado por las funerarias sea para donación o para reventa, y muchas veces sin tener los procesos de desinfección necesarios.

Con estos cambios a la Ley General de Salud, también se obligaría a los agentes funerarios a realizar procesos de desinfección a aquellos ataúdes que se vayan a reutilizar.

Según datos del Consejo Mexicano de Empresas de Servicios Funerarios, el 60 por ciento de los más de 4 mil servicios funerarios que hay en México operan en la informalidad; de ellos, una tercera parte son irregulares.

La propuesta de estas modificaciones fue hecha por la diputada María Teresa Cuenca Ayala, del PVEM.

En su iniciativa, propone también utilizar otros métodos para la disposición de cadáveres, como la desintegración a través de la “hidrólisis alcalina”, en la que los cuerpos son colocados en una solución de potasio y agua y, al final del proceso, quedan reducidos a sales, lo que es similar a las cenizas. O que sean desintegrados a base de nitrógeno, donde el cadáver es sometido a una temperatura de -200 grados centígrados y después es sometido a vibraciones, a fin de reducirlo a polvo.

En caso de ser aprobada por el pleno de la Cámara de Diputados, estas modificaciones a la Ley General de Salud, tendrían que ser aprobadas por el Senado para entrar en vigor.

Información de Imelda García

smg

Más notas sobre