Efekto TV
Efekto TV

Efekto TV

Ruben Arizmendi
18 de Sep 2020

Senador Cruz Pérez Cuéllar acusa al gobernador de Chihuahua de “agitador”

El gobernador de Chihuahua emplea un doble discurso para incentivar el enojo de quienes se sienten timados y ultrajados por el cumplimiento del tratado de aguas internacionales, acotó el senador.
Captura de pantalla 2020-09-18 a la(s) 13.52.31

El senador Cruz Pérez Cuéllar, de Morena, criticó al gobernador panista de Chihuahua, Javier Corral Jurado de utilizar un lenguaje “criminal y manipulador” con el tema de la deuda del agua, para crear confusión entre productores del campo y después generar confrontación con dependencias federales, para que se involucren personajes de la política local.

“Ya es momento de que el gobernador Javier Corral deje de estar atizando fuego en el asunto del agua; su papel, más que de mediador, es de agitador. Si no ayuda, que no estorbe”, advirtió el legislador.

En lugar de generar condiciones como lo hicieron sus antecesores durante décadas, el gobernador de Chihuahua emplea un doble discurso para incentivar el enojo de quienes se sienten timados y ultrajados por el cumplimiento del tratado de aguas internacionales, acotó el senador, quien consideró que el mandatario estatal no dice la verdad, o la dice a medias, propicia el cuestionamiento y estimula la animadversión.

Pérez Cuéllar recordó que el mandatario estatal declaró a un medio digital que “Chihuahua ya no alcanza a pagar el agua que falta al cumplimiento del tratado, porque lo máximo que pueden desfogar la presas como El Granero, con 22 metros cúbicos por segundo”.

Sin embargo, quieren abrir La Boquilla para enviar agua a Aldama y así seguir extrayendo el agua aún después del 24 de octubre. La información carece de todo sustento, vaticina el fracaso de México en el cumplimiento del tratado, y produce incertidumbre entre el sector agrícola de la región centro-sur de la entidad, puntualizó el legislador.

Por otra parte, el presidente de Junta Central de Aguas del Estado, Óscar Ibáñez, declaró que el gobierno de Chihuahua “no tiene cifras sobre la extracción de aguas”, y que son la Conagua y la Comisión Internacional de Límites y Aguas las que les proporcionan los datos y ellos sólo los replican.

Hay contradicción entre Javier Corral y su subordinado, pero sobre todo una mala intención del primero que no genera soluciones para resolver el problema, el mismo que enfrentaron y ayudaron a resolver sus antecesores, sino que agudiza el enojo de los trabajadores del campo, y de quienes deseamos que este conflicto se resuelva a favor de la gente.

Más notas sobre