Efekto TV
Lunes 17 de Junio 2019 00:00:00

Suecia condena a cómplice de robar joyas de reyes


Crédito: AP Photo,, ARCHIVO - La foto distribuida el 1 de agosto de 2018 por la policía sueca muestra una colección de joyas de la corona sueca. Un tribunal condenó a un segundo hombre a tres años de prisión el martes 11 de junio de 2019 por el robo de joyas de la monarquía que estaban en una catedral al oeste de Estocolmo el año pasado. Se estima el valor de las joyas en unos 7 millones de dólares. (Policía sueca via AP, File)
Autor
|
14 de Junio 2019
|

ESTOCOLMO (AP) — Un tribunal sueco condenó a un segundo hombre a tres años de prisión por el robo de joyas de la monarquía que estaban en una catedral al oeste de Estocolmo el año pasado. Se estima el valor de las joyas en unos 7 millones de dólares.

El tribunal distrital de Attunda dijo el martes que Martin Cannermo era culpable de complicidad en el robo de dos coronas y un orbe utilizados en los funerales del rey Carlos IX y la reina Cristina.

El hombre, cuyo ADN apareció en las joyas, niega los cargos.

Cannermo recibió una condena menor por su ayuda en la recuperación de los objetos, dijo la corte. Argumentó que su ADN apareció en las joyas porque las manipuló para que fueran recuperadas.

Johan Nicklas Backstrom fue condenado a cuatro años y medio de prisión en febrero por robar las joyas de la catedral de Strangnas. Había confesado el robo, perpetrado el 31 de julio, pero se había negado a revelar si tenía cómplices.

Las joyas aparecieron el 5 de febrero en un depósito de basura al norte de la capital de Suecia.

El robo tuvo repercusión internacional porque se vio a dos ladrones alejarse rápidamente en bicicletas robadas de la iglesia de ladrillo rojo del siglo XIII. Luego huyeron en bote a motor a través del enorme sistema de lagos al oeste de Estocolmo.

Los tesoros se utilizaban como insignias colocadas sobre un ataúd para simbolizar la identidad real y jerarquía social del difunto. Algunos objetos fúnebres se conservan en las catedrales de Strangnas, Uppsala y Vasteras, en tanto las joyas de la corona están en bóvedas bajo el Castillo Real de Estocolmo.

Encuentra más notas sobre