Efekto TV
Efekto TV

Efekto TV

Noemi Gutiérrez
28 de Nov 2019

No hay línea para designar a ministra: SCJN

Descartó que exista favoritismo con alguna de las integrantes.
AMLO Foto: Presidencia

El presidente Andrés Manuel López Obrador descartó que exista favoritismo con alguna de las integrantes de la terna para elegir a la nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN),.

Afirmó que el Senado de la República elegirá a la próxima ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al tiempo que aclaró que no tiene representantes, para que no salga un “zalamera o zalamero” tratando de influir en la elección.

“En este asunto de la terna porque he escuchado que ya están hablando de que estoy a favor de una de las integrantes de la terna, no. Cuando las invité les dije, de que eran los senadores lo que iban a decidir libremente, pero no está demás recordar y que todos los senadores sepan que no hay favoritismo, que son ellos los que van a decidir”, advirtió.

“También para que no vaya a salir un zalamero que se ostente como mi representante o como emisario, zalamera o zalamero porque hay que utilizar lenguaje de género. Que no se diga que hay alguien preferido”, aseveró.

El 22 de noviembre, el presidente López Obrador informó que envió al Senado la terna para elegir a la próxima ministra de la SCJN entre las que se encuentran Margarita Ríos-Farjat, jefa del SAT; la académica Ana Laura Magaloni Kerpel y Diana Álvarez Maury, subsecretaria de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación.

En columnas periodísticas, se menciona que Margarita Ríos-Farjat es la favorita para llegar al máximo tribunal del país, luego de la renuncia del ministro Eduardo Medina Mora el 3 de octubre en medio de investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) sobre depósitos millonarios del extranjero.

Desde el salón Tesorería de Palacio Nacional, le pidió a los senadores no prestarle la atención a zalameros.

El primer mandatario manifestó que se tiene que erradicar las “prácticas que llevan pero siglos”.

Más notas sobre