Efekto TV
Efekto TV

Efekto TV

Yvonne Reyes
14 de May 2020

PRD exige que empresa de León Bartlett y funcionarios del IMSS sean inhabilitados por presuntos actos de corrupción

Esto a causa de la licitación de 20 ventiladores, por los cuales se pretendía pagar 31 millones de pesos, y que posteriormente fueron rechazados por el Instituto al no cumplir los requisitos establecidos.
Verónica Juárez Piña

Verónica Juárez Piña, coordinadora del PRD en la Cámara de Diputados, demandó la inhabilitación de la empresa Cyber Robotics Solution, de León Manuel Bartlett Álvarez, así como los funcionarios del Instituto Mexicano del Seguro Social, que participaron en la licitación de 20 ventiladores, por los cuales se pretendía pagar 31 millones de pesos, y que posteriormente fueron rechazados por el Instituto al no cumplir los requisitos establecidos.

Indicó que este presunto acto de impunidad no debe quedar en la impunidad por lo que Bartlett Álvarez debe ser sancionado por pretender vender unos ventiladores no sólo a sobreprecio sino por no ser aptos para atender a pacientes de COVID-19, cuya vida pudo haber sido puesta aún más en riesgo.

Juárez Piña también exigió que se abra una investigación para deslindar la responsabilidad de los funcionarios del IMSS que participaron en el proceso de licitación, con el fin determinar si no hubo complicidad con Cyber Robotics Solution en la venta de ventiladores caros y no funcionales.

La perredista jalisciense, quien presentó una denuncia por este hecho ante la Secretaría de la Función Pública contra León Manuel Bartlett Álvarez, Manuel Bartlett, director de la Comisión Federal de Electricidad, y Zoé Robledo, director del IMSS, confió en que las indagaciones lleguen hasta el fondo, que se sancione a los funcionarios y que la investigación no se vaya a desechar con el pretexto de que los ventiladores ya fueron devueltos. “No debe haber impunidad”, insistió.

También demandó a las autoridades abrir otra investigación para determinar si en otros contratos que Cyber Robotics Solution ha suscrito con otras dependencias federales en la actual administración, por un monto de 162 millones de pesos; no se han registrado irregulares similares a la entrega de los ventiladores.

Los 20 ventiladores que el hijo de Manuel Bartlett había vendido al IMSS tenían un costo individual de un millón 550 mil pesos, que era el precio más alto registrado hasta ahora desde que iniciaron las compras gubernamentales por parte de distintas dependencias de equipo para atender la emergencia sanitaria.

Más notas sobre