Efekto TV

WWW.EFEKTO.TV

Sábado 21 de Septiembre 2019 00:00:00

Renuncia controvertido obispo auxiliar chileno


Crédito: AP Photo,, En esta foto de archivo del 28 de marzo de 2019, el obispo Carlos Eugenio Irarrázabal, derecha, toma parte en una misa con el obispo auxiliar de Santiago, monseñor Celestino Aos, centro, en la parroquia El Bosque en Santiago de Chile. (AP Foto/Esteban Felix)
Autor
|
17 de Junio 2019
|

SANTIAGO DE CHILE (AP) — El papa Francisco aceptó la renuncia de un obispo auxiliar de Santiago, sólo 24 días después de nombrarlo, luego de que se viera envuelto en una oleada de críticas tras emitir comentarios machistas.

Tras su designación el 22 de mayo, el sacerdote Carlos Eugenio Irarrázabal afirmó que en la Última Cena no había mujeres y “quizás a ellas mismas les gusta estar en la trastienda”.

“Es cierto que en la Última Cena no había ninguna mujer sentada en la mesa y eso tenemos que respetarlo también. Jesucristo tomó opciones y no lo hizo ideológicamente”, dijo el sacerdote en una entrevista de prensa en la que fue consultado por el papel de la mujer en la Iglesia.

Un comunicado de la Arquidiócesis de Santiago difundido el viernes señaló que la decisión del papa fue “fruto de un diálogo y de un discernimiento conjunto”, con Irarrázabal.

En un comunicado difundido por la Arquidiócesis de Santiago, Irarrázabal dijo que “quiero reiterar a los que se han visto afectados por mis declaraciones, mis disculpas”.

Irarrázabal se suma a los más de 30 obispos que desde 2018 renunciaron a sus cargos tras una cita con el papa en Roma luego de que el pontífice los acusara de practicar por décadas una cultura de abuso y encubrimiento. Los cargos vacantes fueron llenados por administradores apostólicos, lo que analistas locales interpretaron como que Francisco no encontró personas de su confianza para reemplazarlos.

La Iglesia católica chilena se vio envuelta en 2018 en un escándalo originado por las denuncias de más de dos centenares de casos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes a más de 250 menores, por los que hay abiertas unas 150 investigaciones en las que también están vinculados una decena de obispos.

Irarrázabal seguirá a cargo de la parroquia de El Bosque, donde en 2011 reemplazó al sucesor del sacerdote de Fernando Karadima, el mayor cura pedófilo de la Iglesia chilena conocido hasta ahora y que cumple un castigo de silencio y oración por sus abusos sexuales.

Encuentra más notas sobre