www.efekto.tv
Lunes 23 de Mayo 2022

¿El mundo ha cambiado?

Ucrania Guerra
 

Mientras las redes sociales calientan una democratización de la información, de la Comunicación y del Entretenimiento, la nueva guerra fría congela los ideales de un mundo que debería haber superado los estigmas del pasado.


Rompecabezas |

Por: Carlos Herrero

Cien mil militares se mueven en las fronteras entre Rusia y Ucrania. No van allí para hacer deporte. Putin marca un pulso a todo occidente, mientras Biden busca recuperar el alma de Estados Unidos y balancear el poder de China.

El mundo nos parecía ya distinto al de la guerra fría y la geopolítica calculadora. Considerábamos que la ínter relación lograda por las redes sociales y la formación de comunidades globales lograrían derrumbar las fronteras del poder.

El poder de internet sigue generando miles de millones en un mundo abierto, a la par el poder geopolítico permanece establecido en un tablero de armas, gas, negociación y lucha entre instituciones.

Mientras que en las redes sociales se ha contribuido a la primavera árabe, a vivir y desgraciadamente revivir la conmemoración del 11 de septiembre, a conocer la muerte de Osama bin Laden o a los Movimientos Je suis Charlie, #MeToo o Black Lives Matter; los países más poderosos del mundo siguen agrupados en bloques y luchando en el mapa geopolítico.

Los 100,000 soldados rusos dispuestos a entrar en Ucrania, muestran una idea que considerábamos superada: la lucha por la supremacía geopolítica.

Entre medias, se verificó el desastre de Afganistán, la anexión de Crimea y otras situaciones que han pasado desapercibidas para un mundo centrado en lo virtual y un tanto lejano de lo pedestre.

Internet y las diferentes plataformas que en el habitan han logrado transformar el mundo de la intercomunicación, pero el mundo del poder político sigue anquilosado en las batallas de poder territoriales y económicas.

Mientras las redes sociales calientan una democratización de la información, de la Comunicación y del Entretenimiento, la nueva guerra fría congela los ideales de un mundo que debería haber superado los estigmas del pasado.

El final del siglo XX y el inicio del XXI, nos retrotraen a escenarios casi de preguerras mundiales, donde la ampliación de fronteras, los conflictos armados, la política de bloques internacionales, la realidad de los migrantes y refugiados imperaban en el mundo. La humanidad no ha avanzado tanto como solemos pensar. Y más bien asistimos a un retroceso humanitario que considerábamos superado.