Efekto TV
Sábado 23 de Marzo 2019 00:00:00

El mejor entre los malos


Josh Brolin encarna este 2018 antagonistas en pantalla que se llevan los reflectores, pero además en su carrera actoral tiene roles con los que también resalta su lado amable, lo que lleva a la duda de si es amigo o enemigo
Crédito: ,
|
29 de Junio 2018
|

Hidalgo Neira

De cuando empezó como adolescente en el rol de Brand Walsh en Los Goonies, ya pasaron 33 años y su carrera siguió ascendiendo en el mundo audiovisual por una década, principalmente en roles televisivos.

Josh Brolin picó piedra en películas de acción que ahora son olvidables, de hecho fue dirigido en la primera incursión del cine estadounidense de Guillermo del Toro en Mimic, en 1997

 Pero su despunte vendría 10 años después cuando participó en Sin lugar para los débiles, de los hermanos Coen, y en la burla de cine de clase B realizada por Robert Rodriguez, Planet Terror, que fue parte del proyecto Grindhouse.

En la historia de los Coen Brolin se vistió de Llewelyn Moss, un hombre inocente que escapa de un asesino y en la ficción de Rodriguez fue el ácido y sádico doctor William Block, siendo héroe y contrario en un mismo año.

Incluso, interpretó al presidente estadounidense George W. Bush en la cinta biográfica que dirigió Oliver Stone W. en 2008, quien fuera polémico por la guerra desatada contra Iraq y Afganistán cuando ocurrió el atentado contra las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001.

Brolin sea el bueno o malo de las historias que personifica en pantalla, demuestra talento a sus 50 años de edad y todavía va por más.

Mancuerna Coen

Cuando apenas Javier Bardem logró reconocimiento en el circuito hollywoodense con Sin lugar para los débiles (2007) la contraparte del asesino silencioso que interpretó que mataba con una pistola de presión para ganado, era un hombre inocente que su único error fue encontrar una maleta con dos millones de dólares.

Así comenzó Brolin a colaborar con la dupla de los hermanos Coen, con quienes también ha participado en Temple de Acero (2010) y ¡Salve, César! (2016).

Para el western de 2010, el histrión fungió como el antagonista Tom Chaney, buscado por el alguacil Reuben J. “Rooster” Cogburn, que es contratado por la joven Mattie Ross por matar a su padre.

En la comedia negra de 2016 que se sitúa en la década de los 50, el actor interpretó a Eddie Mannix, un ejecutivo del estudio Capitol Pictures que se encargaba de mantener los escándalos de celebridades fuera del radar de la prensa.

A pesar de que Mannix fue una persona de la vida real en la industria fílmica, Brolin interpretó de manera libre al productor de cine, quien en realidad fue controversial y en el filme se le vio como un padre y hombre de familia.

La dura venganza

Nueve años tuvieron que pasar entre Sin City (2005) y su secuela, además de que sus historias varían en tiempos y sus personajes cambian incluso de apariencia, este fue el caso de Dwight McCarthy, que en la primera entrega lo muestran con porte juvenil enfundado por Clive Owen y para la continuación Brolin tomó el rostro del pistolero que busca revancha.

Aunque la historia de Una dama por la cual mataría fue adaptada en 2014, ésta ocurre antes de los sucesos presentados en la película previa, en ese entonces McCarthy luce distinto físicamente, por eso el realizador, Robert Rodríguez, prefirió contratar a Brolin y ser fiel a la descripción de la novela gráfica.

Un año antes Brolin protagonizó Old boy, la versión estadounidense del filme surcoreano de 2003 (basado a su vez en el manga del mismo nombre) en donde Joe Doucette es un hombre desesperado por cobrar una vendetta en contra de quienes lo secuestraron y mantuvieron cautivo por 20 años.

La participación de Brolin fue aplaudida, pero el largometraje sufrió severas críticas al comparar las diferencias con la cinta original. Tampoco recuperó su inversión en taquilla y los productores no permitieron que el corte original de Spike Lee llegara a salas, el cual duraba 140 minutos, cuando sólo se conoce la versión reducida de 105 minutos.

Talento oculto

No sólo es un hombre que le gusta actuar en las grandes producciones, Brolin también ha demostrado tener madera para la dirección, ya que en 2008 dirigió y escribió su primer cortometraje, X, en el que cuenta con la actuación de su hija Eden.

40 películas son en las que ha actuado Con una duración de 15 minutos, el corto fue elogiado en el circuito independiente y el cineasta Paul Haggis lo incentivó a que escribiera un largometraje, aunque se desconoce si Brolin desea realizar el proyecto.

Sicario: día del soldado

En la cinta que se estrena en cines el fin de semana, Brolin interpreta al agente Matt Graver, quien ve por los intereses de Estados Unidos en operaciones encubiertas y está dispuesto a hacer el trabajo sucio que es desconocido a la luz pública, incluso el secuestrar personas con tal de beneficiar a su nación.

Dead pool 2

Llega del futuro como Cable para matar al joven mutante Russell Collins “Firefist” que en tiempo ulterior se volverá invencible, pero sus planes se interponen con los de Deadpool, quien desea salvar al colérico adolescente y darle una oportunidad para corregir su camino, lo que pone en choque a los dos hombres con habilidades especiales.

Avengers: Infinity War

Brolin empezó a dar voz a Thanos desde 2014 en Guardianes de la galaxia, ahora que al fin se empoderó como el adversario de los héroes de Marvel con su protagónico, fue apreciada su actuación por agregarle carácter a la película del selecto club que sobrepasan los dos mil millones de dólares en taquilla.

Encuentra más notas sobre